miércoles, 14 de febrero de 2007

Regalo

Hay idiotas que sueñan con joyas, cursis que lo hacen con flores, melosos que prefieren bombones... Hay quienes pensamos que todo se resuelve en un beso. Casto, húmedo, apasionado, pequeño, sonoro, de abuela o de gato. No importa. Tampoco que llegue tarde... Un beso es siempre un beso y rara vez acude a destiempo. Importa, sólo, que sea nuestro, y que lo amemos, como a la cabina del Paraíso...

Feliz día guapos

(con altavoces por favor... la piel erizada es también parte del regalo)

7 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

esta mañana yo no he tenido beso. nos lo hemos negado mutuamente con una (otra) pequeña discusión matutina...

No me gusta llorar tan temprano, las lágrimas que madrugan se acuestan tarde.


Bueno, muchas gracias por haberme regalado estos besos, directamente desde el paradiso...

Anónimo dijo...

Recuerdo perfectamente esa escena, el final de 'Cinema Paradiso', esos besos censurados que aquel niño ingenuo y soñador se empeñó en ir recogiendo para luego, cuando ya supo el valor que tenían los de verdad, hacer este montaje hermoso, tan soñador como él. Y de ello se deben aprender algunas cosillas: nunca hay que censurar un beso; hay que darlos todos, que luego se apolillan y saben a antiguo. Segundo, que los besos, aunque parezca que se tiran, siempre tienen un final feliz (así debe ser). Y tercero, que no hay que perder la ingenuidad y la capacidad de ser soñador porque te brinda momentos en la vida como el que vive el prota de la peli, único, inigualable, que parece pequeño pero es tan grande como el Cano con las velas desplegás. Y al final eso es lo que nos queda, millones de pequeños grandes bellos momentos y algún gran momento. ¿Y qué es lo más importante en el día a díaaaaa? Y de discutir nada, joder, que es una pérdida de tiempo y de energías que hay que emplear en otras cosas mucho más gozosas.

Luis dijo...

Pues a mi me encanta que me regalen chocolate. Y si no a mi, por que verdaderamente no me suelen regalar mucho chocolate, por lo menos, que se lo regalen a mis amigas, que luego me lo como yo. Y no soy ningún meloso, soy un lambrucio de tomo y lomo.

Lucía dijo...

fatiguapa, muchas gracias por el regalo, besos sinceros siempre son bienvenidos. Te felicito por este rinconcito en el que haces gala de tu desparpajo, sinceridad, generosidad, amistad...

Alguien a quien adoro me djo: "la miel no está hecha para el paladar del asno", no te inquietes, tu abeja, que se demora en algún panal, llegará henchida de besos que regalarte. Mientras, tienes los míos, con otra boquita prestá. MUAAAAAAAAAA

Chapu Apaolaza 36.32 N / 6.18 O dijo...

bbbzzzzz jajajaja
Gracias Radikala

Anónimo dijo...

dijo alguien que el mejor regalo no es el que cuesta más caro, sino el que llega más adentro.

Un beso también para ti, por hacer aflorar sonrisas otrora lejanas y por aportar esa chispa que hace especial a un día cualquiera.

J