jueves, 8 de febrero de 2007

Queda el verbo

En el principio fue el verbo y, del verbo, los problemas. Conjugaciones, malentendidos, faltas de ortografía... en el principio nadie pensó lo peligroso que podría ser darnos una boca... y unos dedos largos para dejarla hacer...
En el principio, este juego aún no tiene reglas... se crearán solas. Ya se sabe, hacen falta, sobretodo, para saltárselas.

EN EL PRINCIPIO

Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.

Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.

Si abrí los labios para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.

Blas de Otero

2 comentarios:

Chapu Apaolaza 36.32 N / 6.18 O dijo...

BIENVENIDA, COMPI

Cris Lago dijo...

Hola guapísima!!!
Tienes "malas compañías" que te han metido a este mundillo no?jeje.Me alegro mucho,será un placer leerte ahora también por aquí.

Un besito