miércoles, 28 de marzo de 2007

Entre espinas


A veces el material más terrible puede llevar un alma escondida, sólo hay que observar un poco...

Beirut, Gonzalo Höhr

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas veces me cuesta entender cómo algo bello puede producir tanto dolor. Acaso no ocurre con el amor? Pero tamb´´en es cierto que cuando nos volvemos inmunes al sufrimiento que puede causarnos alguien no hacemos sino perder la capacidad de amarlo.

Yastá

Anónimo dijo...

se pierde la capacidad de amar a unos, pero nace la capacidad de amar a otros. A veces, incluso más...

Coronada dijo...

Y yo, que sólo veo un alambre, carajo...

Anónimo dijo...

a veces sólo hay que tocarlo y enredarse en él

Fletch dijo...

Bonito corazón...

Aunque tambien tiene un buen culo...¿No es cierto, Señorita Rorschad?

jjjjj

Anónimo dijo...

IMPRESIONANTE foto