viernes, 30 de septiembre de 2011

Seamos prácticos


-Cariño, he estado pensado que, ahora que se acerca el plazo de renovar el contrato, podríamos plantearnos lo de dar un cambio, ¿no? Siempre he querido conocer otras cosas.
-Claro, cielo, yo he estado pensando lo mismo. Ya tengo vistas un par de opciones por ahí… Si te parece, nos pegamos un viajecito romántico, así como para hacer uso de los últimos días del contrato, hablamos con el abogado a la vuelta y rescindimos.
-Buena idea, pero a ver si nos va a dar la nostalgia y nos vamos a echar para atrás…
-Mujer, que ya estamos mayorcitos para cuentos de hadas.

Para quién no lo entienda, que pinche aquí y luego vuelva a leer. Es, como dirían en Méjico, comiquísimo!!!!!!!!

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues no me parece tan mala idea. Que el "hasta que la muerte nos separe" da un poco de cague a muchos peterpanes ¿no?
Además, así quien quiera puede darse el capricho de casarse y tener su día soñado (inculcado por tantos cuentos de hada) y en dos años a otra cosa mariposa. Seguro que aumenta el negocio bodero ¿no creéis?
Aprendiz de Arpía

Fátima Vila dijo...

Jajajaja... He pensado exactamente lo mismo. ¿Te echo el speech sobre monogamia, sociedad patriarcal y capitalismo o espero a verte???
Creo que si la gente asumiera que es prácticamente imposible amar sanamente a la misma persona toda la vida al menos se casarían más y harían más fiestas!!!!!!!!!!
Tía, con lo que mola un bodorrio, una barra libre y un buen tacón!

Fátima Vila dijo...

Y el padre de Lolo venga a hacer caja!!!
jajajajaja

hermanastra dijo...

De hecho, es el padre de Lolo el que está detrás del invento (genial, me parece una idea genial, todo sea dicho)

Fátima Vila dijo...

Seguro!! Como no nos espabilemos, vende el stock y nos quedamos sin Wedding Session!

Anónimo dijo...

Pero si yo siempre he dicho (desde muy joven, todo sea cierto) que una boda era básicamente la firma de un contrato. Sólo que te disfrazabas para ello y obligabas a todos tus amigos a disfrazarse también, a cambio de lo cual los invitas a comer.
Y la gente me miraba como si hubiera matado a la madre de Bambi!!!!!
La gente no la lía tanto cuando firma una hipoteca, y eso sí que es para toda la vida!!!!!!!
Aprendiz de Arpía

Fátima Vila dijo...

Pues sí, tía, una hipoteca sí que es una horca...
¿Y un niño? Aggghhhrrr... Véase: 1) Gente que tiene un niño sin quitarse sus taras previas. 2)Gente que tiene un niño porque es lo que toca. 3) Gente que tiene un niño para salvar su relación.
Pobres niños...

Tony Santos dijo...

Siento decir que una hipoteca no es, ni por asomo, algo remotamente parecido a un hijo.No por el tiempo, (que hay hipotecas que heredarán los hijos),ni por la pasta que cuestan (móviles, internet, ropa, psicólogos,...), es por que en ese contrato la letra pequeña se va haciendo cada vez mas y mas y mas y mas grande....

Fátima Vila dijo...

Ay Tony... es verdad!!!!!!!

Pero al menos, los peques tienen algunas satisfacciones, verdad???

bsote!

Tony Santos dijo...

Si, sin duda. Nos ponen delante lo débiles, crueles, viles, caraduras, egoístas que somos al lado de esos locos bajitos, mientras nos preocupamos por educarlos en valores y otras milongas,...
Nos permiten ver el lado más ridículo de la vida.
Son personas alucinantes y tremendamente generosas.
Desde luego no hay adulto perfecto.