martes, 13 de septiembre de 2011

Para ver, hay que tener los ojos abiertos


A veces una charla se retrasa más de la cuenta, a veces, hasta años:
-A mí me enseñó a no tener miedo, a lanzarme y que me importen un pito los demás. A vivir cada día como si fuera el último. En esto era todo un ejemplo. Me enseñó, y no es ninguna tontería, que si la situación lo requiere, hay que reventar la VISA. Pero, vamos Fatimita, a ti tuvo que enseñarte lo mismo… 
 -Pues no- espero unos segundos- O quizás sí… Y no estaba preparada para entenderlo.

2 comentarios:

maitena dijo...

"Amazing Grace, how sweet the sound,
That saved a wretch like me.
I once was lost but now am found,
Was blind, but now I see..."
John Newton (1725-1807)

Fátima Vila dijo...

Pues sí, vamos más a ciegas de lo que creemos...