domingo, 1 de enero de 2012

Sorpresas de año nuevo

-Tia, deja de mirarla.
-Es que no puedo. Parece otra...
-Es que no va maquillada...
-Qué coño... No es sólo eso. Es el pelo, la ropa, la pinta... Parece otra. Parece que está mala. Es como si tuviera una enfermedad chunga...
-Bueno, en verdad sí, se llama matrimonio.

2 comentarios:

genialsiempre dijo...

Veo que el año nuevo no te ha quitado mordacidad y socarronería. Eso está bien

Fátima Vila dijo...

Para nada.... Vamos, que me metí en el baño del bar para escribirlo no se me fuera a olvidar!!!