martes, 22 de mayo de 2007

A SS.MM. los políticos...


Queridos candidatos, en esta legislatura he sido especialmente buena. Estoy, por fin, al día con mis impuestos y he cuidado el mobiliario urbano así que en mi carta os pido: un utilitario pequeñito, con todos los extras y adaptador para el iPod. El soterramiento de parte de la Avenida para, desde mi casa, poder ver el mar. Un servicio de transportes nocturno. Que los bares puedan vivir tranquilos y un descuento del 40% en discos y libros. Entradas gratis para todos los espectáculos. Que traigan a la Bartoli al Falla y que se acabe el problema del aparcamiento.

Revitalización del tejido industrial. Que los chinos no trabajen tan deprisa y que en Corea dejen de hacer barcos. Que vaya menos gente a la playa. Reagrupamiento de mis amistades con trabajo, piso y cierta oferta de ocio y cultura en Cádiz, esa ciudad a la que, como el piloto del anuncio, vuelven por Carnaval para largarse espantados. Un par de sesiones de láser a costa del erario público. El ciudadano despelado es más feliz.

Media docena de bibliotecas salpicadas por los barrios. Desayunar con Lenny Kravitz. Un centro de estudios orientales con masajes a buen precio. Un futuro que no dé mareos. Vivir sin tanta propaganda. El fin del dolor de espalda y del cambio climático. Que desaparezcan el cáncer, el sida, la envidia. Frenar la guerra de Irak y restituir lo suyo a Palestina. Que alguien le quite a estos bobos el mundo de las garras. Guarderías públicas y una vacuna contra la memez.

Ya sé que tenéis muchas cartas que leer, miles de misivas de ciudadanos tan buenos como yo. Por eso no pido imposibles, sólo cosas que seáis capaces de prometer. Aunque eso, la verdad, no sé si es una garantía.

Publicado en La Voz de Cádiz el 21 de mayo de 2007

11 comentarios:

Anónimo dijo...

que se vayan todos

Microalgo dijo...

Un poco ácrata, este anónimo.

No, si políticos buenos debe haber. Lo malo es que estarán en otros países...

Y... así que Usted es Boquita Prestá. Qué cosas. Esto de la blogsfera es que es un pañuelo.

Que le traiga suerte el bolígrafo. Besotes.

ivandelrio dijo...

Estimada Fátima:

Lo de la Bartoli lo estamos estudiando. Aunque igual si le ponemos a María La Yerbabuena un vestido de Manuel Odriozola podemos dar el pego...

En cualquier caso ya estamos buscando fecha y hueco en la programación. Habrá que decirle a Pasion Vega que este año contaremos con ella solo 24 veces en vez de 25.

Las otras cuestiones que nos solicita ya van a ser más complicadas.

Mr. Tony Castle.

diputati dijo...

hace usted bien en pedir cosas, sra vila, esta claro, pa eso stamos...si consigues la cena con Lenny, avisame, eh??? no seas petarda.
ayer lei una columna en el pais de rosa montero, "politiqueria" que no tiene desperdicio y que os aconsejo que leais, me siento bastante identificada. La politica debe humanizarse mucho mas, porque tambien salimos, sufrimos, nos enamoramos, bailamos, nos divertivos y vamos a conciertos. Muchos deberian tener vida privada, y muchos deberian dejar de ser un producto de mercado y ser un brazo acción de las peticiones de la ciudadanía, pa eso estamos...aunque no se si se conseguiria to lo que pides bonita...pero desde luego, los derechos basicos si. El tema está en que sepamos escuchar las demandas...que creo que algunos tienen una sordera perpetua. He dicho

Anónimo dijo...

que se vayan todos y todas y tod@s los que los apoyan uy, como los medios de comunicación!

Susana Brey dijo...

Perdona Faty que haya tardado tanto en ponerte cositas en el blog, pero es que estoy un poco liadilla esta semana.
El problema de Cádiz para mí no son los políticos, sino los empresarios.
Ningún empresario va a invertir su dinero en una ciudad con un solo acceso (no cuento el puente Carranza porque está más tiempo cortado que abierto al tráfico)
Cádiz es un pueblo conformista por naturaleza (soy gaditana), se preocupa más por donde van a poner el museo del carnaval que de si sus hijos van a tener curro el día de mañana.

Cadiz es Marina Dor, ciudad de vacaciones.

Luis dijo...

Si claro la culpa es de los empresarios. Y no por ejemplo de aquellos que trabajando en una exgran empresa de la bahía se descojonaban de los de las contratas que venian a recojer los residuos llamandoles pringaos por trabajar mucho y cobrar poco. Con esta mentalidad así les fue y así nos va. Y más chungo es esto de decir que cádiz es un pueblo conformista, pues aunque sea cierto habría que desterrarlo de nuestra mente y es la primera actitud que tendríamos que cambiar y la segunda la de considerar que el empresario es el explotador que saca la sangre a los pobres trabajadores. Porque los empresarios son quienes crean la riqueza que luego disfrutamos todos eso sí entendiendo el termino como innovador, como gente con ideas y que se arriesga por ellas. Y tendríamos que ser todos tu, yo, aquel, el otro y el de la moto los que aspiraramos a ser empresarios, pero como a lo que aspiramos es al sueldecito así nos va. No es cuestión de un puente o dos o tres mil, eso es el oro que cago el moro o del dinero que vengan a invertir. No se necesitaría a nadie de fuera, si los de dentro sirvieramos para algo. Schumpeter decía que uno de los principales factores que impulsan el progreso económico es la existencia de "empresarios innovadores" que aportan su capacidad e imaginación a la creación de nuevas empresas, al lanzamiento de nuevos productos y a la incorporación de nuevas tecnologías, generando oportunidades de empleo y mayores niveles de bienestar. Y esto es una de las claves para entender el progreso humano y la economía. Y esto es lo que necesita Cádiz. Y claro una sociedad y unas leyes que lo fomenten y lo permitan. Pero claro, si quien trabaja y se esfuerza es un panoli... si no se entiende que el empresario lo que hace es sacrificarse y arriesgar su dinero, si la imagen del empresario es la la imagen decimonónica del gordo con chistera, puro y levita estamos jodidos.

Anónimo dijo...

Majestuosas Políticas Majestades, ruégoles hagan el favor de hacer el favor de otorgarme un deseo que les pido aprovechando la collá. En estas fechas tan floridas y ostentóreas en lo colorido, me salen por todo el cuerpo humano una serie de zarpullíos a manojitos varios. Es notorio que la solución a tan desagradable sensación es la del rascado digital. Pero hete aquí el problema: ¿Cuando llega el momento de decir...yastá!? Esos instantes de duda son de lo más desagradable, no se sabe cuando parar. Aquí es donde les pido su gracia. ¡Concedanme por caridad un orgasmo! Si, Excelentes Majestades, un orgasmo rascandil. Uno que avise del momento en que ya está bien de rascarse y que de el aviso sensitivo de que ya no hay que seguir rellenando de células el espacio interdigitaluñero... y de paso pasamos un buen ratito. Espero su gratificante respuesta en breve. Reciban un cordial y respetuoso saludo.

Antoñín

Susana Brey dijo...

Empresarios explotadores existen en toda España, por desgracia.
Para que los empresarios quieran invertir en la Bahía, tienen que presentarla muy atractiva, bajando los impuestos, cediendo los terrenos, etc....
Es verdad hay que desterrar esa idea de nuestras mentes del "Cádiz conformista", que se contenta con los papelillos y serpentinas de la Junta y del Estado.

Anónimo dijo...

y del ayuntamiento. Que los disfraces los pagan todos...

Luis dijo...

Y vuelvo a decirlo el problema radica en el dichoso concepto de empresarios explotadores. Empresarios tendríamos que serlo todos. O por lo menos aspirar a ello y no al conveniente sueldecito. Es la trampa de lo justo para vivir bien.