martes, 8 de mayo de 2007

Historias inventadas


A veces, por las noches, noto el viento frío que se cuela en el agujero de mi pecho. Coincide con el ciclo premenstrual, la resaca posdomingo o los días de Levante. Entonces recuerdo a Tita, a su colcha de kilómetros de pasión y el rubor arrebatado del primer amor. Que sabe a realismo mágico todavía cuando me lo encuentro. A veces, cuando la vida se me complica, me sacude la insoportable levedad de pintar sobre una obra que no tiene boceto. Me asusto y pienso en otra cosa. En ocasiones, mientras trago mi Pantomicina en los eternos días de anginas, se me viene una magdalena a la cabeza, con gustillo a niñez y prosa interminable. Hay momentos -pillando un ascensor, comprando en el supermercado- en los que un niño pequeño y locuaz me recuerda el color del trigo.
Pasa que, cuando se me trinan los nervios, me sacude en mitad de la oficina, del cine o la biblioteca, el ansia por un puesto de salchichas con las que conjurar la necedad. En el otoño, si llueve mucho, vuelve el olor a plastilina y las bromas de un pequeño compi de colegio que, creo, se llamaba Nicolás. Pienso en Celia cuando me cruzo una monja. En el capitán Ahab cuando las olas se encabritan, y en mitad del viento, diviso el mar.
Si asisto alguna desgracia, mascullo que «todas las familias felices se parecen», me repito que, como Jaime, hay héroes que no ganan las guerras y antes de cerrar la puerta digo «qué coño». Cuando soy feliz, sé que alguien me mira como un cíclope, que soy un poco maga, ¿y por qué no? Que al perder la cabeza por amor, alguien adquiere el perfil de un amante de la China del Norte.
Hace mucho tiempo, un colega de la universidad que terminó metiéndose a soldado, me reprochó mis vicios de ratilla de biblioteca: «Es absurdo perder el tiempo con historias inventadas». Ahora sé que, sin ellas, no sabría contar la mía.

Publicado en La Voz de Cádiz el 8 de mayo de 2007

12 comentarios:

Luis dijo...

Una amiga lo llama frio interior.

Anónimo dijo...

Vila,
Después de madurarlo, llego a la conclusión. Es maravilloso lo que nos escribes.
Thks.

Susana Brey dijo...

Me gusta mucho tu blog,tiene mucha sensibilidad y ternura pero todavia no he leido a la Fátima rebelde a la defensora de " causas perdidas" seguro que hay algun articulo pero no lo he encontrado.
Desde ahora me volvere una adicta a tu blog.Besitos Susana.

Susana Brey dijo...

Uy..perdona ya los he encontrado¡¡¡¡¡

RM dijo...

Ya está usted, bella dama, enlazada en mi humilde blog. Ayer tendrías que haberte quedado al otro acto después del insufrible.

Fátima Vila dijo...

Jajajaja... últimamente la ternura domina mi vida y se nota.
Aunque de vez en cuando alguna bofetada de realidad vuelva a atarme al suelo y surga la vívora que no deja pasar una...

Fátima Vila dijo...

Gracias RM, es un honor contemplarme en un rinconcito de tu bitácora. Un verdadero honor...
Tienes razón con lo de ayer... Sirva de consuelo que el acto insufrible terminó no siéndolo tanto. Al final, quién me lo hubiera dicho, disfruté con el streap tease intelectual del escritor, nunca nadie había desglosado tan minuciosamente su proceso de trabajo... Tremendo.

Escuela de Letras Libres dijo...

CUQUI

Hace unos meses me encontré con Cuqui, mi amigo de la infancia. Cuqui, nombre de lo más apropiado para un cuarentón ajado y gordinflón cuyo conocimiento ya empezaba a vestirse de ceniza. Me di0 tanta alegría verle que me acerqué a él levantando los brazos cual banderillero a morlaco pero sin mariconerías. Nos abrazamos y nos besamos sonoramente en las mejillas y entre el jolgorio y de refilón oí como un anciano que pasaba a nuestro lado decía para sí -pero para nosotros-: "Eso está precioso...". Seguimos con nuestras pamplinas y entre manotazos en el hombro y pequeñas cachetás nos pusimos al día del trajín de nuestras vidas.
Entre otros detalles importantes me dijo que había dejado de fumar y que su gordura era fruto de tan sana decisión. ¿Y eso?, le pregunté. "Pues que me pongo púo de caramelos", me contestó. "Además son de esos que usan los marineros noruegos, son buenos para los bronquios, prueba uno". Sacó una bolsita blanca de papel ya arrugado por el uso y extrajo uno de los pocos que le quedaban para ofrecérmelo. Hubiera preferido tomarlo yo mismo de la bolsa en vez de hacerlo de la palma de su mano porrúa, pero señores, es del Cuqui de quien les hablo. Me lo metí en la boca sin pensarlo, pero nada más hacerlo vislumbré una sonrisa contenida en sus labios que sembró una horrible duda en mi mente. ¡Que cabrón!, pensé, ¡Ya me la ha dado! Disimulé lo que pude y proseguimos con la charla. Aquello empezaba a saber fresco y no parecía a tener ni un atisbo de ser una de sus características bromas. Me sentí culpable por haber sido tan malpensado.
En cierto momento pensé en aprovechar el frescor del caramelo y abrí la boca para inhalar una buena bocanada de aire. ¡Dios bendito! De repente una gélida masa de viento polar entró por mis labios convirtiendo mis piños en carámbanos colgados de lo que ya no parecía mi boca sino la entrada de una enorme y helada caverna del cuaternario en glaciación incluyendo a sus mamuts deambulando al fondo del albino paisaje. Fugazmente caí en la cuenta de lo apropiado del nombre de carámbanos para esos polos colgantes, ¡Qué caramba! Pero esa corriente de aire no quedó ahí, prosiguió atravesando mi cuerpo convirtiéndolo en una caverna por la que discurrían inmensos glaciares y dejándome la incomprensible sensación de carecer de pulmones o cualquier otro tipo de asaúra, para terminar concluyendo que aquella potente y gélida espiración salía de mi cuerpo por fin a través de una inmensa abertura a modo de cloaca y localizada al efecto en donde les ruego hagan el esfuerzo de imaginar para así evitarme la vergüenza de nombrarles, sieso no les causa perturbación, por supuesto. En unos instantes se fue apaciguando la tormenta y la inmensa y fría oquedad fue dejando paso a mis órganos internos, a los que imaginaba tiritando y colocándose cada uno en la húmeda, cálida y cómoda posición que la naturaleza les tenía encomendada, mientras susurraban inocentes maldiciones hacia las predilecciones de Cuqui en materia de golosinas.
Cuando atiné a mirar la cara de mi amigo me dio la impresión de que estaba disimulando mirando distraído a unas nubes que pasaban a media altura pero soltando de vez en cuando una soslayada miradita de reojo hacia mí que me confirmaba su conocimiento acerca de los efectos refrescantes de su inocente ofrecimiento. Creo que esperaba mi comentario al respecto, pero no le di esa satisfacción. No le dije ni mu de ello. Seguimos hablando unos instantes de otros asuntos livianos y nos despedimos cariñosamente sin más.
El pasado veintisiete de diciembre asistí al velatorio de Cuqui. Un amargo y postrer pellizco le había retorcido su corazón de simpático caradura. Ahora, cada vez que le recuerdo siento un frío vacío.

Escuela de Letras Libres dijo...

Perdona, el de "Cuqui" soy yo,me he dado cuenta de que no me presenté. De vez en cuando abro tu ventanita a refrescarme. Me encanta leerte.

Antonio

Fátima Vila dijo...

Caray Cuqui-Antonio, un placer conocerte...

Demetrios dijo...

BRUJERIA Y POLITICA

LA CIUDAD DE SALTA, ARGENTINA, CONMOCIONADA POR LAS MALDICIONES DE UN CONCEJAL ESOTERICO (Astrólogo):

El ex edil Guillermo Capellán, siendo Presidente de la Comisión de Hacienda del Concejo Deliberante de la Ciudad de Salta, quiso cobrarle los impuestos al hermano del Alcalde/Intendente Alejandro San Millán, Antonio San Millán.

El Poder Sanmillanista contrató al Abogado Roberto Elio Gareca y este letrado a su vez contrató a un delincuente juvenil, Rodrigo Chavarría (taxi-boy menor de edad a quien Gareca conoció en el Parque San Martín de la Ciudad de Salta) y lo denunciaron por violación. Estuvo 101 días preso y desde la cárcel vaticinó que saldría el día de la Lealtad Peronista, horas más horas menos salió en la madrugada del 18 de Octubre de 2003. Al salir del presidio en Concejal dijo "Quienes participaron en el complot pagarán muy caro lo que me hicieron":

"Al Juez le pasará lo mismo a que a mí, se quedará sin cargo". A los seis meses abogados de la Ciudad de Salta pidieron Juicio Político al Juez de la causa, Luis María Agüero Molina lo destituyeron por motivos relacionados al caso edil ocultista.

"Rodrigo Chavarría, pupilo de Roberto Gareca, hizo una denuncia falsa siendo menor de edad y eso es delito, cuando sea mayor vivirá preso".

Chavarría siendo mayor cometió una estafa y fue condenado por un año, quedó en libertad condicional y a los tres meses cayó nuevamente en manos de la Justicia Federal por "Usurpación de Títulos y Honores y Estafa" y sigue preso.

"Destruyeron mi vida, y ese tipo participó en el estrépito mediático es un empresario de medios y publicidad, yo lo escuchaba desde mi celda decir cosas espantosas... tendrá su merecido" El empresario al que se refería el Concejal Ocultista sería Julio Castillo a quien lo internaron en una clínica con un fuerte dolor de cabeza, se le declaró un tumor cerebral fulminante y murió en horas.

"En el Diario El Tribuno se ensañaron conmigo y el Abogado Gareca publica todas las barbaridades que quiere porque su hermano es el Jefe de Redacción de Noticias Policiales en ese matutino... no importa, ya llegará el día..." Se refería al periodista Sergio Alberto Gareca a quien le descubrienron un cáncer galopante y murió en poco tiempo.

La predicción o "maldición" pública más dura y contundente del Concejal Astrólogo y Esotérico es cuando vaticinó en la FM Pacífico 92.9 en el Programa del periodista Daniel Salmoral aseguró: "Los San Millán pagarán con lágrimas de sangre lo que me hicieron" Inexplicablemente, el hijo de Antonio San Millán de 16 años murió aplastado por una cortadora de cesped minitractor. La gigantesca empresa de materiales de construcción conocida como Corralón El Milagro" se fundió y dejó un tendal de empleados sin indemnizar.

"Siguen haciendome daño por lo tanto siguen acumulando desgracias" En esta frase se refiere elipticamente al Empresario-locutor Martin Grande y al Abogado Roberto Elio Gareca sindicados como los principales responsable de la conspiración por cuanto el presunto violado y delincuente Rodrigo Chavarría los sindicó en su confesión como los autores ideológicos de la denuncia contra Guillermo Capellán. Con respecto a ellos el Esotérico Edil dijo: "tengo todo el tiempo del mundo para verlos caer, ellos son las frutillas del postre"

Salta es la capital turística de todo el Norte de Argentina donde viven 600.000 habitantes y en todos los rincones de la Ciudad se comenta: "Las Maldiciones del Concejal Capellán se están cumpliendo". ¡Esto es para pensar porque el edil lo dijo en los medios con mucha anticipación! Si quiere leer el artículo completo escriba en cualquier buscador: "Cadena Global+maldiciones del Concejal" y tendrá mas detalles sobre este tema. Porque la brujería parece que existe...

Anónimo dijo...

sleeping storage catalant metaphor unlikely sdes profile gazetteers aids magazine undg
semelokertes marchimundui