martes, 16 de agosto de 2011

Creamfields Andalucia. Sudor, electro y otros ritos

Antonio Rodríguez Peña
Una luna altiva, gigante y blanca. Un paisaje de colinas. Un valle de asfalto. Tres puntos de luz donde germinaban los sonidos. Las hordas de personas que entraban el sábado, ya noche cerrada, en el recinto de Creamfields parecían recién aterrizadas de ese platillo volante y luminoso de la zona VIP del Circuito de Jerez. Se acercaba el gran momento del sábado, del fin de semana, del mes, del año y, movidos por el ritmo triunfal de quienes acababan de conquistar el suelo de un nuevo planeta, venían a la llamada de un nombre. A unir sus cuerpos -la mayoría por primera vez en su vida- al ritual marcado por quienes han sido chamanes históricos de la música electrónica internacional. The Prodigy no podía defraudar el sábado a las más de treinta mil almas que, sudadas, se rendían a su música. No podían defraudarles porque cuando alguien cumple un sueño, un propósito, un rito, nada importa que los ecualizadores confundan los sentidos, que el sonido sea sucio, que las palabras sean difíciles de identificar. "Where is the fucking spanish people?" Gritaban arrancando la piel de un público al que le bastaban tres acordes para identificar los hits del grupo y perder la cabeza en el sacrificio. Sigue leyendo en MondoSonoro.

4 comentarios:

Bdellovibrium dijo...

bueno, chica, no sé dónde estarías tú, a mí me hizo ilusión ver a Prodigy, pero también me decepcionó que el sonido no estuviera a su altura, porque no se escuchaba nada más que los bajos, y a veces cantar... Así que si preguntaban *where are the fucking people?* Es porque la gente no podía darlo todo, en una melodía sin identificar.

Eso sí, un texto muy poético :D

Fátima Vila dijo...

Totalmente de acuerdo. No hago sangre pero fueron más las ganas que otra cosa. Sonido sucio igual a mal sonido....

Chema dijo...

te vuelvo a repetir que eres una profesional, ya me dirás como salvaste el tema, besos.

Fátima Vila dijo...

Sí, sí, muchas cosas que contarte. Y muchas ganas de que vuelva mi partenaire periodístico!!
bsitos