viernes, 4 de septiembre de 2009

Cosas de niños

Paula tiene cinco años, Mari, sesenta y cinco. Paula está cepillándose los dientes.

-Tía Mari, ¿Tú no tienes marido?
-No.
-¿Y nunca has tenido marido?
-No.
-¿Y porqué no has tenido marido?
-Pues porque estoy muy bien sola, vivo muy tranquila.

Paula hace una pausa para enjuagar el cepillo.

-En realidad tienes razón. Los maridos roncan mucho.

4 comentarios:

Equilibrista dijo...

Jijiji... No se puede decir más claro, desde luego. Sabia infancia...

Muy divertida anécdota

Saludos

Anónimo dijo...

...la simplicidad personificada, que bueno sería no crecer, verdad???

Kisses only for you

genialsiempre dijo...

Diabólica niña, ¿nadie le ha enseñado que las mujeres también roncan?

José María

Pivadecai dijo...

Sólo los niños y los borrachos dicen la verdad.......jajaja........