miércoles, 27 de junio de 2012

Jugar a hacer poemas I

Soy la luz que brilla cuando nadie mira
Soy el agua que corre hacia donde no quiere correr
Soy el pájaro que huye cuando le dan pan
Soy la niña que miente
Soy el barco que tiene miedo de salir al mar
Soy la noche en que te obligaron a dormir
Soy la luz de los que se rindieron antes que yo
Soy el fuego negro que quisiera abrasarles
Soy la que calla gritos y grita silencios
Soy el sueño que hoy no me deja dormir
Soy la que no eligió su nombre
Soy el nombre que no eligió mi piel
Soy la piel
Soy el disfraz
Soy ellos
Soy yo
Soy
Pero soy, aún soy

(las negritas no son mías, las propone él)


Y esto me recuerda a una canción. Y a la voz de la negra. Y a todas esas mezclas de palabras que hablan de lo que uno no es capaz de decir aunque, como yo, se pase el día hablando.




2 comentarios:

Jesús dijo...

Maravilloso. Los 4 últimos versos valen todo un poema.
Si me permites la pobre réplica:

Eres tú.
Eres una hilera de botellas con mensaje.
Eres la que no encuentra y busca.
Eres la que tiene la cabeza allá lejos.
Eres tú.
Estás siendo.

Fatima Vila dijo...

Estar siendo... casi nada, ¿verdad????
besote