martes, 10 de marzo de 2009

Minucias evolutivas

Uy... de estos conozco yo unos cuantos... ¿Vendrán también un grupo de suecos a estudiarlos? ¿Lo publicarán en Current Biology? ¿Quedarán por el Nahu después de todo el día de estudios de campo?

En serio, entre el nombre tan taaaan Corleone y el retorcimiento premeditado, ¿no me diréis que no se escurren por los vericuetos de la ciencia las teóricas maldades femeninas? Ay... atávicos san benitos de género, quedáis k.o. ante los ataques de inseguridad de cualquier macho dominante...

1 comentario:

Migue dijo...

Mi querida Fátima.

Cabrones los ha habido siempre, y desgraciadamente los habrá siempre por mucho que intenten maquillar ese defecto.
Fatima, por lo que más quieras, no infieras este descubrimiento al resto del género humano masculino, por lo menos al que yo pertenezco. Uno tiene su maldad pero dolosa lo que se dice dolosa no.

Un besote!