martes, 22 de febrero de 2011

Citas galácticas

Mañana tengo encuentro con lectores. Con lectores con ojos y manos y esas cosas que tienen los lectores que la red te impide ver y que, en los actos presenciales de rigor, una está demasiado nerviosa para identificar entre el sudor de manos, el guión y sed compulsiva (Véase: beber demasiada agua para disimular que se está como un flan sobre una mesa de presentaciones y luego sudar la gota gorda porque no puedes levantarte para ir al baño).
Mañana tengo encuentro con lectores. Algunos conocidos, otros por conocer.
Y tengo muchas muchas ganas.

Visita abierta a la
Escuela de Letras Libres 
Encuentro en torno al libro LA ESTRELLA INVITADA
(Colección Alumbre, Servicio de Publicaciones Diputación)
Miércoles 23 febrero   19´00 horas
Casa de Cultura (C/ Nueva s/n)
Chiclana, Cádiz

5 comentarios:

genialsiempre dijo...

Tranquila, que son amigos

juanma dijo...

Lectores, que te esperan, que buscan en el vaho de tus palabras,en el calor de tus gestos, e incluso tu pulso...intentando averiguar cuanto de ti hay en ese libro.
A veces la gente se pregunta porqué las cosas son de una manera y no de otra, y después de no encontrar nada demasiado claro en la lectura, aún estando meridiano, cotillea tu cara te observa, te analiza, te busca... Y eso a lo que tú llamas "nervios" es la respuesta rápida de tu cuerpo a todos . Lo sacas de golpe y nosotros, tus lectores, de esa transpiración tan humana, conseguimos llevarnos el espíritu de tu obra. Asi que suda con nosotros y haznos disfrutar. Que te esperamos.

Anónimo dijo...

Bueno ahora por fin se lo que significa sudar tinta. Yo pensaba que tenía que ver con la sangre azul, pero ahora veo que se suda tinta cuando se termina de escribir... Cosas de la vida.

Alinando dijo...

Te he visto sacar jugo de situaciones sosas y de políticos grises, imagina lo que puede salir de una reunión con amigos que te admiran y te quieren. Tranqui estrellita, aquí despellejamos con mucho cariño.

Un beso y hasta luego

Carmen dijo...

Pues no, muy nerviosa no estarías porque la botellita de agua se te ha quedado casi entera, y mira que has hablao...que por poco no tenemos que hacer noche en el teatro.

Gracias Fátima, ha estado como siempre, sencilla, fresca y cercana. Hemos pasado dos horitas... y veinte minutos muy agradables.

Un besito.