jueves, 17 de diciembre de 2009

Excepciones...

Se puede ser guapo, pero no tonto.

2 comentarios:

Alinando dijo...

Lógico. A casi todos lo carnívoros les gustan las cañas, aunque no de bambú precisamente. En algún momento de crisis en la evolución del panda supongo que tuvo que elegir entre carne o cañas. Yo hubiera hecho lo mismo.

Te estuvimos esperando en la despedida del curso de Miguel Angel. Aprovecho para enviarte mis mejores deseos para el 2010.

catalino dijo...

Hay que ver lo abandonado que tienes este blog ultimamente, Vila.

Cada vez que me doy un garbeo por aquí está la cosa igual...

Un abrazo desde la luna. o finisterre...